15 setiembre 2005

Control de Esterilización para Central de Esterilización

Para lograr mayor efectividad, las centrales de esterilización han de aplicar controles de calidad. Llus Armadans, del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Valle de Hebrón, de Barcelona, explica el porqué.

"La central de esterilización es un proveedor interno de productos sanitarios, por lo que es necesario adoptar un sistema que garantice su calidad", según ha explicado a DM Lluís Armadans, del Servicio de Medicina Preventiva de Valle de Hebrón, en Barcelona.
La calidad en la esterilización incide directamente sobre los objetivos de control de gasto: "Invertir en la esterilización ha de ser siempre una medida prioritaria, ya que las deficiencias en los controles de calidad pueden suponer riesgos elevados", destaca.

Mejora continua

La meta deseable "es que las centrales de esterilización adopten una estrategia de mejora continua de la calidad", opina Armadans.
Dicha estrategia se fundamenta en tres acciones: el diseño de un plan de actividades, la verificación de que se cumple lo planificado en dichas tareas y asegurar la formación del personal. El último requisito es imprescindible "para poder incorporar nuevas tecnologías y optimizar los procesos".
La estrategia de mejora de la calidad en esterilización, además de estas tres acciones, también implica "seguir unos criterios que ha de adoptar cada hospital según su estructura y unos indicadores que permiten medir el grado de calidad alcanzado".
Cada hospital debe adecuar estos criterios para la mejora de la esterilización, "pero es recomendable establecer un criterio para la verificación de la efectividad del proceso de esterilización y otro para la frecuencia de los controles biológicos rutinarios que se efectúan".

Licencia

Las centrales de los hospitales que controlan y supervisan el proceso de esterilización de los materiales sanitarios necesitan una licencia de funcionamiento que es otorgada por la Dirección General de Farmacia; sin embargo, "es aconsejable que se disponga de un sistema de garantía de calidad al tratarse de un producto sanitario".
En todos los centros hospitalarios se ha de cumplir como mínimo una serie de controles que establecen, entre otras condiciones, que se identifique el material mediante los llamados indicadores químicos externos, que se identifican por las tiras de cinta adhesiva, o porque están etiquetados con un tipo de impresión especial.
También se utilizan los indicadores químicos internos, que confirman que un envase o paquete está esterilizado en su interior. Igualmente, están previstos controles sobre el material que contiene el envase o paquete.
Es habitual también el control biológico de la esterilización mediante el empleo de las "miniclaves". Se trata de una prueba biológica que permite a la central esterilizar con emergencia un instrumento quirúrgico. En todo control y ante cualquier indicio de esterilización defectuosa, "el material procesado debe considerarse no estéril y someterse a otro proceso de limpieza".

Nuevos retos

Esterilizar y desinfectar son dos conceptos que van unidos en la actividad hospitalaria. La introducción de nuevas generaciones de termodesinfectadoras con dispositivos de aire seco y descalcificadores, los esterilizadores por vapor a baja temperatura con formaldehido a baja concentración o por haz de electrones acelerados y los procesos de esterilización de endoscopios mediante glutaraldehido son reflejo de algunas de las nuevas aportaciones tecnológicas. Como destaca Josep Vaqué, del mismo servicio de Preventiva de Valle de Hebrón y coautor con Lluis Armadans de una monografía editada recientemente, las exigencias de la medicina obligan a una mejora continua. Los centros españoles "nunca habían estado tan preparados como hasta ahora para abordar el riesgo de infecciones en los hospitales", pero a la vez "jamás habían tenido que hacer frente a tantos problemas". Los microorganismos resistentes, la inmunodepresión o granulopenias, los procedimientos clínicos y quirúrgicos cada vez más sofisticados, son parte de los factores que exigen mayor control.

Fuente: Toni González. Barcelona

No hay comentarios.: